¿La alimentación tiene influencia en la fertilidad?

 influencia en la fertilidad

El gran cambio de mentalidad, de hábitos de vida que hemos experimentado en los últimos años, unido a cambios sociales y/o culturales, así como laborales, hacen que la tasa de natalidad haya disminuido. España, de hecho, tiene una de las tasas más bajas de la Unión Europea, un recién nacido por familia. Además, la edad a la cual una mujer es madre por primera vez supera los 30, por lo que la preocupación por una adecuada salud reproductiva aumenta.

A la par vemos como se produce un aumento de niños recién nacidos en mujeres de más de 40 años. Esto supone también un reto reproductivo en ocasiones donde al cumplirse la llamada “edad fértil” muchas mujeres deben someterte a procesos de fertilidad in vitro para poder ser madres. 


Escrito por Magdalena Arias García, nutricionista y docente del área de nutrición de INESALUD.


Existen también estudios que hablan ya sobre cómo nos afecta los factores externos como la contaminación atmosférica, la alimentación a base de productos procesados y ultraprocesados, el sedentarismo, estrés laboral, entre otras, en la viabilidad de nuestra salud reproductiva. Además, también hay que considerar factores socioeconómicos y culturales. 

A medida que avanzamos como sociedad, también lo hace nuestro entendimiento de cómo todo a nuestro alrededor nos afecta, incluidas aquellas áreas donde la nutrición se convierte en actor principal. En este artículo, abordaremos cómo la alimentación influencia la fertilidad. 

¿Cuál sería la nutrición óptima para mejorar la fertilidad de la mujer? 

La fertilidad en la mujer es un proceso complejo influenciado por múltiples factores, tanto internos de la persona como externos, tal como hemos indicado anteriormente. Pero sí que sabemos que la nutrición adecuada propicia un estado de salud y bienestar en el organismo, que promueve un correcto funcionamiento de moléculas fundamentales en el proceso de la ovulación y la reproducción.

studios han demostrado que ciertos nutrientes y patrones dietéticos pueden tener un impacto significativo en la capacidad reproductiva de las mujeres. Por ejemplo, el consumo de ácidos grasos omega-3, que se encuentran en aceites y los frutos secos, han sido asociados con una mejora en la fertilidad.

Asimismo, los antioxidantes como las vitaminas E y C, y ácido fólico (este último en mayor importancia, debido a que también ayuda a prevenir defectos del tubo neural en el feto) pueden contribuir a una mejor calidad ovárica y reducir el estrés oxidativo, un factor que puede afectar negativamente la capacidad de concebir. 

Al contrapuesto de dietas altas en grasas trans y bajas en micronutrientes esenciales como el hierro y el ácido fólico, cuya deficiencia podría llevar a problemas en la ovulación y en la salud reproductiva en general. 

influencia fertilidad

La salud nutricional del hombre también afecta 

La calidad del esperma y la fertilidad masculina también están estrechamente ligadas a la dieta que consume. El zinc y el selenio son fundamentales para la producción de esperma y su motilidad. Una dieta rica en frutas y verduras, que son fuentes de antioxidantes, puede mejorar significativamente la calidad del esperma.  

Dieta mediterránea como apuesta segura

Es curioso, cómo respectivamente todas las recomendaciones apuntan a un patrón alimentario bastante conocido, como es la dieta mediterránea.

Un consumo alto de cereales integrales, frutas, verduras y hortalizas junto con aceites saludables como Aceite de Oliva Virgen Extra, frutos secos, unido a proteínas saludables y variadas nos aportan un “faro” a seguir en cómo orientar nuestra alimentación para mejorar nuestra salud en todos los sentidos. 

Más allá de los nutrientes individuales, los patrones dietéticos generales también son importantes, y la dieta mediterránea ha sido asociada con una influencia en la fertilidad positiva en ambos sexos. Además, ayuda a mantener un peso corporal saludable, factor importante en la fertilidad.  

Los hábitos de vida cuentan 

Prácticas en el estilo de vida como el tabaquismo, el consumo de alcohol y la falta de ejercicio físico pueden tener un impacto perjudicial significativo. Estos hábitos pueden contrarrestar los beneficios de una dieta saludable, por lo que es importante adoptar un enfoque integral y completo de salud, sobre todo si se está en la búsqueda de mejorar la salud reproductiva y de embarazo.  

Formaciones que te recomendamos 

Curso en Fertilidad 

Diploma Experto en Nutrición Clínica y Dietética 

Referencias

Gaskins AJ, Chavarro JE. Diet and fertility: a review. Am J Obstet Gynecol. 2018 Apr;218(4):379-389. doi: 10.1016/j.ajog.2017.08.010. Epub 2017 Aug 24. PMID: 28844822; PMCID: PMC5826784. 

Salas-Huetos, A., Bulló, M., & Salas-Salvadó, J. (2017). Dietary patterns, foods and nutrients in male fertility parameters and fecundability: a systematic review of observational studies. Human Reproduction Update, 23(4), 371-389. https://doi.org/10.1093/humupd/dmx006 

Instituto Nacional de Estadística. (2020) Indicadores de Natalidad. Cifras INE. (https://www.ine.es/index.htm) 

Facultades relacionadas

Solicitar información

Información básica sobre Protección de Datos . Haz clic aquí